Mecanice piezas perfectamente precisas en todo momento

Para moldes, matrices y electrodos que requieren ciclos de mecanizado largos, mantener una precisión constante puede ser complicado. La estabilización térmica completa, las guías lineales extragrandes y los husillos a bolas, así como una bancada de la máquina de hormigón polimérico simétrico proporcionan a la MILL P 500 todo lo que necesita para una precisión a largo plazo.

Reducción de los plazos de entrega y los costes de producción

Consiga superficies de alta calidad y elimine el pulido manual que consume mucho tiempo con la potencia y la precisión del cabezal Step-Tec de 42 000 rpm de la MILL P 500. Con una rigidez excepcional incluso a altas velocidades, esta avanzada tecnología de cabezal simplifica las operaciones de acabado para que pueda acelerar la producción de piezas y satisfacer las necesidades de sus clientes.

Mecanizado ininterrumpido, durante todo el día y toda la noche

Para obtener el mayor retorno de la inversión, el diseño listo para la automatización de la MILL P 500 ofrece una amplia gama de opciones de automatización, incluida la carga de piezas paletizada y totalmente integrada en la parte trasera de la máquina, para una flexibilidad sin igual durante largos periodos de producción ininterrumpida.

MILL P 500

Estabilidad en la que puede confiar

Para conseguir menos de cinco micrómetros de desviación en piezas mecanizadas durante periodos de 24 horas o más, necesita el mayor nivel de precisión. La MILL P 500 utiliza su cuerpo de máquina rígido y termoestabilizado para ocuparse de todo el calor generado durante el funcionamiento de la máquina y tener en cuenta los cambios térmicos, todo lo cual garantiza una precisión de ±4 μm en toda la totalidad de los ciclos largos de producción de piezas.

Acabado más rápido de las piezas

Los fabricantes a menudo deben confiar en muchas horas sobre bancos de trabajo para lograr los acabados superficiales finos necesarios para moldes, matrices y electrodos avanzados. Olvídese del pulido manual (y entregue a sus clientes piezas acabadas de alta calidad de manera más rápida) con las capacidades avanzadas de la MILL P 500, que se pueden aprovechar para lograr acabados superficiales más finos < Ra 0,1 μm.

Menores tiempos de ciclo con una mayor dinámica del cabezal

Para seguir el ritmo de la competencia, tiene que ser más que preciso: tiene que ser rápido. Colóquese en una posición ventajosa con el cabezal de 42 000 rpm y la velocidad de avance de 30 m/min de la MILL P 500, que le ayudará a reducir los costes de producción y superar las expectativas de sus clientes.

Automatización lista para la productividad las 24 horas del día, los 7 días de la semana

Para una productividad ininterrumpida, necesita tecnología de fabricación que pueda integrarse fácilmente con soluciones de automatización. La MILL P 500 ofrece amplios cargadores de herramientas y compatibilidad con un robot compacto asequible de cambio de palés para garantizar que los fabricantes puedan aprovechar la precisión a largo plazo de sus equipos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año.

La repetibilidad perfecta a largo plazo

Para moldes multicavidad como estos, la industria electrónica requiere una consistencia increíble durante largos periodos de mecanizado, por ejemplo, durante más de ocho horas para estas 15 cavidades. Gracias a la excepcional fiabilidad de la MILL P 500, el fabricante no tuvo problemas para lograr la calidad superficial requerida de Ra 0,2 μm, con módulos smart machine que presentaban una desviación máxima de 3 μm en X, 2 μm en Y y 1 μm en Z.

Precisión constante

Los lados macho y hembra de este molde de prueba están tan bien emparejados que, cuando se colocan juntos, forman un cubo perfecto sin espacio visible. La precisión del contorno de ±0,005 mm y la calidad superficial de 0,112 μm son posibles gracias al diseño robusto estilo pórtico de la MILL P 500 y al potente cabezal Step-Tec, que permite una consistencia increíble para ciclos largos de piezas.

Minimice el tiempo de inactividad con un rendimiento de la máquina excepcional y fiable

Los electrodos requieren el fresado de superficies perfectas y dimensiones exactas en materiales como el tungsteno de cobre, y la repetición de las mismas tareas al mismo nivel de precisión, día tras día. Para estos electrodos, un fabricante logró una precisión inferior a 5 μm gracias al cuerpo rígido y al sistema de refrigeración integrado de la MILL P 500.

La mayor calidad superficial, siempre

Para una calidad superficial excepcional sin sacrificar la eficiencia y fiabilidad del proceso, el cabezal Step-Tec de 42 000 rpm equipado con la MILL P 500 está diseñado para ofrecer el máximo nivel de estabilidad incluso a máxima velocidad. Con este cabezal avanzado, los fabricantes pueden mitigar el riesgo de desperdicio y lograr fácilmente una superficie de Ra 0,05 μm.

Descubra nuestros vídeos
 

Temas en los que también puede estar interesado